Para los adultos que gustan de la vida nocturna hay clubes que incluyen 687 Pub, Pink, District Lounge y Skyline.

En lo que respecta a vacaciones familiares -sobre todo en las que participan tres generaciones- un concepto es importante: seleccionar un tipo de viaje que ofrezca algo para todas las edades. Así todo el mundo se divierte. Unas vacaciones muy populares entre familias, que se atienen a este concepto, son los cruceros cortos.

Los cruceros ofrecen facilidades y actividades para grandes y chicos, así que nadie se aburre, y una travesía corta, de tres o cuatro días es más económica que las de una semana o más, y se acaba pronto, que es bueno por si hay alguien a quien no le ha gustado. Otro beneficio de los cruceros cortos es que no necesitan navegar mucho, por lo cual, hay menos oportunidad que alguien se mareé. 

Y quizás mejor aún, nadie tiene que cocinar ya que las comidas y meriendas están incluidas en el precio del boleto, y al contrario de vacaciones por tierra, no hay que pensar en qué restaurante se va a cenar, ni hacer reservaciones ni arreglos de transporte, solamente hay que caminar de la cabina al comedor.

Fuente: Listin Diario

Así fue un crucero familiar de cuatro días a Nassau y Castaway Cay, una isla privada en las Bahamas a bordo del Disney Dream de la línea Disney Cruise Line desde Puerto Cañaveral, cerca de Walt Disney World. 

Seis miembros de nuestra familia, tres generaciones, lo disfrutaron. Aprovechando la proximidad a Disney World alquilamos una noche en el resort Copper Creek Villas, un centro vacacional rústico junto al lago con lanchas que llevan al Reino Mágico de Disney donde nos pasamos un día disfrutando de atracciones y el nuevo despliegue de fuegos artificiales Happily Ever After (Felices para siempre) antes de zarpar en el barco -llegando con tiempo y evitando así el estrés y preocupaciones si hay demoras en vuelos el día del crucero.

Ya relajados por haber pasado un día en el ambiente campestre y disfrutando de las piscinas y otras facilidades del resort, tomamos el autobus de la línea de cruceros para llegar al puerto y abordar el Disney Dream, el tercer barco de la línea Disney Cruise Line lanzado en el 2010. El barco tiene un mar de facilidades y actividades para todas las edades. Los pequeños marineros tienen clubes infantiles incluyendo el Oceaneer Club para chicos de tres a 12 años y Edge y Vibe para adolescentes.

En los clubes hay actividades organizadas, incluyendo juegos, competencias, fiestas, y películas de Disney. Un área muy popular en el Oceaneer Club es la de Star Wars, donde los chicos pueden ‘pilotear’ la nave de la serie, Millennium Falcon, ver al robot R2-D2 y hasta entrenarse para unirse a la “Fuerza” y convertirse en Jedis en el programa de la Academia de Entrenamiento de Jedis -y hasta enfrentarse al malvado Darth Vader.

Mientras los niños están en sus clubes, los adultos tienen sus propias áreas para el recreo incluyendo una piscina para mayores de 18 años con espacios llenos de sillas de extensión, un área para solearse llamada Satellite Falls con una fuente y “cortina de lluvia” para refrescarse. El Senses Spa con servicios de salón de belleza y masajes y otros tratamientos y un bar de jugos es otra sección del barco ideal para los adultos.

Opciones para todo público

Los puertos en las Bahamas incluyen a Nassau y Castaway Cay, isla privada de Disney. Entre las atracciones en Nassau se encuentran los jardines de Ardastra Gardens con flamencos que marchan y la atracción de piratas, Pirates of Nassau. Tomamos un pase para un día en el Hilton British Colonial para disfrutar de su linda playa y piscina a unos pasos del muelle.

En Castaway Cay alquilar una cabaña en las arenas de la playa es popular, y viene con alquiler de bicicleta, equipo para bucear tipo snorkel y cama flotante.

Después de explorar los puertos, las cabinas del Disney Dream son cómodos hogares en alta mar, con decorado con toques naúticos. Cada cabina tiene un baño dividido para que dos personas lo puedan usar al mismo tiempo con privacidad.

¿tu reaccion?