El municipio cuenta con más de 3,300 habitantes que demandan de las autoridades una pronta intervención para no desatar una cadena de protestas, ya que como aseguran “los políticos solo van en campaña a hacer promesas y luego se olvidan de que ellos existen”.

Moradores del municipio Derrumbadero, perteneciente a El Cercado en San Juan de la Maguana, amenazan con realizar huelgas, debido a que llevan casi dos años sin recibir agua potable, además de que no cuentan con hospital, el único destacamento está deteriorado y cuando llueve el pueblo queda incomunicado por el mal estado de las obras públicas.

Según los afectados, para tener agua deben caminar entre cinco y siete kilómetros hasta el río más cercano, con galones y cubetas al hombro, acción que mayoritariamente hacen los niños y ancianos porque los jóvenes y adultos salen de la localidad a trabajar, debido a la falta de empleo en la localidad.

“El río que nos queda más cerca está como a 7 kilómetros, y está lleno de porquerías. Beber agua de ahí enferma a mucha gente, pero no tenemos otra opción porque los gobiernos nos tienen abandonados y el alcalde de aquí no hace nada por resolver. Vamos para la calle, ya estamos cansados de promesas”, advierten los residentes en Derrumbadero.

Además de la falta de agua, los afectados reclaman doctores para un centro de atención primaria cuya oferta no suple la demanda, iluminación para las calles y más seguridad, debido a que el destacamento está en condiciones precarias y los pocos policía que hay no ponen control a los problemas.

Advierten al gobierno que de no hacerle caso a sus demandas, iniciarán una serie de protestas en el municipio, que pudiera incluir la paralización del comercio local y otras modalidades de lucha. No es la primera vez que estaos comunitarios exigen ayuda oficial, pero sí es la primera que se les nota con tanto ahínco en su reclamo.

¿tu reaccion?