El hecho ocurrió frente al Cementerio Municipal de Los Cazabes, de acuerdo con Francisco Flores Chang, director de Duquesa.

La humareda que generó una neblina a primeras horas de este miércoles en una parte de la ciudad, se debió a que desaprensivos incendiaron decenas de neumáticos para extraerles alambres y venderlos como metal en el vertedero de Duquesa.

Flores Chang informó que la situación en nada ha afectado ese deposito de desechos. Condenó la acción y pidió que los responsables sean penalizados.

“Nosotros no tenemos control de esas personas y son las autoridades de esta demarcación quienes deben velar por comunidad”, dijo el funcionario del Ministerio de Medio Ambiente.

Fuente: El Día

¿tu reaccion?