Sólo después de saludar a Melania, Agata Kornhauser-Duda se encarga del presidente de Estados Unidos.

El segundo viaje del presidente Donald Trump a Europa, durante el que asistirá al G20 y se reunirá con Vladimir Putin, empezó con una etapa en Polonia, un país proestadounidense cuyos dirigentes conservadores se sienten cercanos a las ideas del mandatario de Estados Unidos.

Sin embargo, durante el encuentro que Trump y su esposa, Melania, mantuvieron con el presidente polaco, Andrzej Duda, y su mujer, Agata Kornhauser-Duda, las cámaras captaron un momento muy curioso que está siendo muy comentado.

Trump saluda a Duda y justo después tiende la mano a la primera dama polaca. Pero esta corre a saludar primero a Melania y deja a Trump plantado y contrariado. 

Image

Fuente: Huffington Post

¿tu reaccion?