Los padres de la joven Emely Peguero advirtieron que si no se hace su justicia en el caso de su hija habrá sangre derramada.

La madre de la joven que estaba embarazada al momento de ser asesinada dijo que ya es hora de que los tribunales de San Francisco los jueces hagan su trabajo y no vendan a Marlín Martínez, o harán la justicia por cuenta propia.

Según nuestro corresponsal José Luis Rodríguez, a cinco meses de la muerte de Peguero su madre abrió las puertas de su casa y mostró el armario  que aún conserva con las cosas destinadas a su nieto, a quien nunca pudo conocer.

Fuente: Noticias SIN

¿tu reaccion?