Esta tecnología facilita a los jóvenes sus compras con tan solo acercar la tarjeta al terminal de venta de los comercios.

La tecnología Contactless es un innovador medio de pago sin contacto que permite realizar transacciones de una manera ágil, segura y cómoda.

A esta tendencia se han sumado muchos bancos para ofrecer un servicio más rápido. Uno de los que entró a este grupo fue la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos (APAP).

Según la entidad, este producto responde a que la digitalización financiera, presentando una interesante herramienta educativa y formativa de cara a una gestión económica doméstica responsable y sostenible.

Contactless en el resto del mundo

El sistema funciona gracias al NFC (‘near field communications’), una tecnología inalámbrica de corto alcance que permite la transmisión instantánea de datos entre dispositivos que se encuentren a unos cuantos centímetros de distancia. Su tecnología deriva de las etiquetas RFID, que son las que llevan los abonos de transporte o algunos sistemas de seguridad para apertura de puertas.

Al incorporar esta tecnología en las tarjetas de crédito y los terminales de venta se crea un canal de comunicación que sirve para enviar y recibir la información relativa a la autorización del pago de forma segura. Así, gracias al NFC es posible pagar de forma prácticamente instantánea al situar la tarjeta sobre el datáfono(TPV), sin necesidad de introducirla o pasarla por el lector de banda.

Además, con las tarjetas ‘contactless’ solo es necesario introducir el PIN de seguridad en el terminal al realizar compras superiores a 20 €, lo que lo hace un sistema especialmente cómodo para las compras pequeñas. Opcionalmente, los usuarios pueden configurar esta opción para que el sistema solicite siempre el PIN de seguridad.

Para que funcione este tipo de pagos, ambos dispositivos deben contar con tecnología NFC integrada. Las tarjetas que la incluyen llevan un símbolo identificativo en uno de los laterales fácilmente reconocible, al igual que los terminales de venta ‘contactless’.

Las tarjetas BBVA ya son ‘contactless’ y el sistema se está expandiendorápidamente en los comercios en Europa. Según un informe de Visa Europe, en 2016 ya había 3,2 millones de terminales de venta y 165 millones de tarjetascompatibles con tecnología ‘contactless’ activos en Europa. Para poner las cifras en perspectiva, el informe de Visa destaca que desde 2013 a 2016, la proporción de pagos realizados por esta vía han pasado a ser uno de cada 60, a uno de cada cinco.

Fuente: BBVA

¿tu reaccion?