Brenda Coelho de Souza dio a luz a su hija en el hospital Santa Mónica de Brasil.

Minutos después de la cesárea, Agata Ribeiro Coelho fue presentada a su madre.

En cuanto se acercó, la pequeña extendió sus brazos y abrazó la cara de su madre mientras el equipo médico observaba con asombro.

Las enfermeras sujetaron a la niña en esa posición durante un buen tiempo, ya que Ágata no quería soltar a su mamá.

Fuente: DailyMail

¿tu reaccion?